La leyenda de la Xtabay

Vivían en un pueblo dos mujeres; a una la apodaban la Xkebán o pecadora, y a la otra, la Utzcolel o mujer buena. La primera era muy bella, pero se daba continuamente al pecado de la carne. Las personas honradas del lugar la despreciaban y huían de ella.

La Utzcolel era virtuosa, recta y austera además de bella. Jamás había cometido un desliz y gozaba del aprecio de todo el vecindario, según relata Mario Díaz Triay, guía de turistas de Yucatán.

A pesar de sus pecados, la Xkebán era muy compasiva: socorría a los mendigos, curaba a los enfermos abandonados, amparaba a los animales; era humilde de corazón y sufría resignadamente las injurias de la gente.

La Utzcolel era rígida y dura de carácter: desdeñaba a los humildes por considerarlos inferiores a ella y no curaba a los enfermos por repugnancia. Un día los vecinos no vieron salir de su casa a la Xkebán; pasó otro día, y lo mismo; y otro, y otro. Había muerto, abandonada; sólo sus animales cuidaban su cadáver. El perfume que aromaba a todo el pueblo se desprendía de su cuerpo. La Utzcolel rió despectivamente cuando la noticia llegó a sus oídos. “Es imposible que el cadáver de una gran pecadora pueda desprender perfume alguno” exclamó. “Más bien apestará a carne podrida”. Pero era curiosa y quiso convencerse por sí misma. Fue al lugar, y al sentir el grato aroma dijo, con sorna: “Cosa del demonio debe ser, para embaucar a los hombres”, y añadió: “Si el cadáver de esta mujer mala huele tan aromáticamente, mi cadáver olerá mejor”.

Al entierro de la Xkebán solo fueron los humildes a quienes había socorrido, los enfermos a los que había curado; por donde cruzó el cortejo hubo más perfume, y al día siguiente la tumba se cubrió de flores silvestres. Poco tiempo después falleció la Utzcolel; había muerto virgen y seguramente el cielo se abriría para su alma. Pero su cadáver empezó a desprender un hedor insoportable, como de carne podrida. El vecindario lo atribuyó a malas artes del demonio y acudió en gran número a su entierro, con flores para adornar su tumba; flores que al amanecer desaparecieron por “malas artes del demonio”, volvieron a decir.

La Xkebán se convirtió en una florecilla dulce, sencilla y olorosa llamada xtabentún. El jugo de esa florecilla embriaga dulcemente, como embriagó en vida el amor de esta mujer. En cambio, la Utzcolel se convirtió en la flor de tzacam, que es un cactus erizado de espinas del que brota una flor, hermosa pero sin perfume alguno, antes bien, huele en forma desagradable y al tocarla es fácil punzarse.

Convertida la falsa mujer en la flor del tzacam se dio a reflexionar, envidiosa, en el extremo caso de la Xkebán hasta llegar a la conclusión de que seguramente porque sus pecados habían sido de amor, le ocurrió todo lo bueno que le sucedió después de muerta. Y entonces pensó en imitarla entregándose también al amor. Sin caer en la cuenta de que si las cosas habían sucedido así, fue por la bondad del corazón de la Xkebán, quien se entregaba al amor por impulso generoso y natural.

Tras llamar en su ayuda a los malos espíritus, la Utzcolel consiguió la gracia de regresar al mundo cada vez que lo quisiera, convertida nuevamente en mujer, para enamorar a los hombres, pero con amor nefasto porque la dureza de su corazón no le permitía otro, según cuenta la leyenda.

Pues bien, sepan los que quieran saberlo que ella es la mujer Xtabay, la que surge del tzacam, la flor del cactus punzador y rígido, que cuando ve pasar a un hombre vuelve a la vida y lo aguarda bajo las ceibas peinando su larga cabellera con un trozo de tzacam erizado de púas.

Sigue a los hombres hasta que consigue atraerlos, los seduce luego y al fin los asesina en el frenesí de un amor infernal.

Vía

Alimentos y bebidas, Cultura, Yucatequeando
RSS 2.0 | Trackback | Comentarios

14 Responses to “La leyenda de la Xtabay”

  1. anonimate

    wo0laAx
    xidaa paginaA ehh
    los qelo mux0
    mi raulll
    t.k.m babyyy

    ta bn larga
    tu leiendA
    ehh
    AKORTALE UN POKIX
    zeles
    byee

  2. no manches estubo feo

  3. estubo estu penda y tenebrosa estubo de muerte

  4. y nunca pense qe fuera haci es tu ob de muerta

  5. hola que tal karen cmo estas ya hiciste la tarea yo la estoy haciendo jeje mañana en la escuela jiji BYE

  6. es tan largo la historia

  7. guay que mala es utzcolel pero no me asusta mucho la historia hola sahara

  8. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que miedo :’( ajajaja aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa :’(
    pero muy largo verdad quien esta con migo yoooooooooooooo jajajaja

  9. deyanirita

    ohhhhhhhhhhhhnesta genial la historia

  10. deyanirita

    ta bIEN LARGA Y XIDA LA HISTORIA ALEX¡¡¡¡¡¡

  11. idalia

    hay que fea leyenda no lo creen si los aterroriza diganme y si no pues que bueno

  12. victor

    eesta para morirse que miedo jajajajaj no es cierto

  13. hola

    Según yo, era una mujer que tenia un pelo largo y negro sentada con la espalda apoyada en un árbol. Cuando pasaba un hombre lo atraía y lo ahorcaba con su pelo.

  14. hola

    No esta tan largo, yo me acabo un libro de 400 en un día (Fablehaven)

Comenta

XHTML: Puedes utilizar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>